Make your own free website on Tripod.com
Ja - Net Bahienses
La Iglesia de Dios
Home | ¿Como Descargar Musica? | CARTA DE JESUS | CARTA DE SATANAS: | ¿Podrias hablarme Hoy? | El Evangelio de Judas | relación con Dios | La Iglesia de Dios | Masturbación | Código Da Vinci | Hospital Del Señor | Nombres de Jesús | Dramas - Un Hombre llamado Pedro | Poemas - Lamento de un Hijo | Poemas - La Celda | Poemas - Reflexión | Historias de Vida | Historias de Vida 2 | Historias de Vida 3 | Poemas - Amado por Dios | 1. Las batallas de un creyente | 3. Armadura efectiva para un enemigo real | 4. Sin batallas no hay victoria | 5. Conócete a ti mismo | 6. El Cinturón que amarra con la Verdad | 2. Logística Divina para una Guerra Real | ¿Deseas ser salvo? | ¿Deben los Cristianos votar las elecciones? | ¿Es este el final del tiempo? | SECRETARIA | Horarios | Reglamento | EGB | I.A.B.A Polimodal | Obejitas Laboriosas

Cómo reconocer una Iglesia saludable

¿Está usted en el proceso de buscar una iglesia? Eso puede ser un reto, ¿no es así? Muchos de nosotros tendemos a basarnos en cuatro factores para hacer nuestra elección: denominación, estilo de música, tamaño, y ubicación. Pero esos por sí solos no pueden decirle lo más importante: ¿es una iglesia saludable?


¿Cómo encuentra usted una iglesia saludable? Este artículo le dará a usted algunas ideas. Pero primero, y más importantemente, ore. Pídale al Señor que lo
guíe en su búsqueda. Entonces, a medida que usted sigue Su dirección, manténgase sensitivo a las siguientes seis cualidades esenciales de una iglesia saludable.


#1: Dios obtiene la gloria

Los edificios pueden ser preciosos, los pastores pueden ser dotados, y la música puede ser maravillosa, pero lo más importante es que su corazón y su mente sean dirigidos hacia el Señor. Glorificar a Dios significa magnificarlo y exaltarlo; llamar atención a Su grandeza, a Su amor, a Su gracia. El salmista cristaliza esta verdad en su oración al Señor:


No a nosotros, Señor, no a nosotros,
sino a tu nombre da gloria,
por tu misericordia, por tu verdad. (Salmo 115:1)

Por alguna razón, es sorprendentemente fácil para nosotros atraer la atención hacia nosotros, ¿no es así? Magnificamos la personalidad de un pastor y exaltamos la brillantez de su sermón, y al hacer eso, nos volvemos un público ansioso que ha venido a ver a su estrella favorita actuar. Tristemente, Dios se vuelve un personaje de fondo en la actuación de alguien más. Eso no es lo que Su iglesia está destinada a ser.


La iglesia es el lugar donde las personas van a aprender acerca de la naturaleza de Dios y Su voluntad, para ser formados por Él a ser Su pueblo, y para profundizar su relación de amor con Él. Así que en una iglesia saludable, Dios es la "estrella", y la música y la predicación dirigen el centro de atención hacia Él.

#2: Jesucristo, el Hijo de Dios, es el centro

Sin Jesucristo y Su evangelio, no habría iglesia, porque no habría cristianismo. Glorificar a Dios también significa glorificar a Su Hijo, Jesucristo, que es "es el resplandor de su Gloria y la expresión exacta de su naturaleza" (Hebreos 1:3).
Entonces, una iglesia saludable es una iglesia centrada en Cristo. El evangelio de Jesucristo será preeminente, llevando al pueblo de Dios a regocijarse en la salvación de Cristo, descansar en Su perdón, seguir Su ejemplo, y obedecer Su enseñanza. Como el Padre ha "exaltado hasta lo sumo" a Su Hijo, así también debemos hacerlo nosotros (vea Filipenses 2:9-11).


#3: Dios es verdaderamente adorado

¿Ha usted visitado alguna vez una iglesia donde se leían las Escrituras, se cantaban cantos, y se predicaba un sermón, pero de alguna manera la adoración no estaba presente? Lo deja a usted sintiéndose como si estuviera vacío y desconectado del Señor, ¿no es así?

La adoración no puede ocurrir a no ser que el corazón esté envuelto. Una iglesia saludable adorará desde el corazón, buscando ser sensitiva a la impresionante presencia del Señor (vea el Salmo 95).

En una iglesia saludable, una que se reconoce con gratitud como "las ovejas de Su mano", usted debe poder sentir

*una reverencia respecto a la Palabra del Señor,
*alabanza sincera en la música tocada y cantada,
*y deleite en el Señor y amor por Su pueblo en las palabras del sermón.

En una iglesia saludable, el amor por el Señor estará detrás de todo lo que se hace (vea 1 Corintios 13), atrayendo los corazones de las personas para que ellas puedan venir ante el Señor como una comunidad adoradora.

#4: La Palabra de Dios no es solo enseñada sino también aplicada

Una iglesia floreciente también se distingue por su devoción a aprender y vivir la Palabra de Dios. ¡Qué privilegio es para nosotros tener la Biblia! La propia revelación del Señor "inspirada por Dios" de Su naturaleza, Su corazón, Sus acciones, y Su voluntad (vea 2 Timoteo 3:16 NVI). Es emocionante entrar a su presencia a través de Su Palabra; o debe serlo. La oración del salmista puede hacer mucho para moldear nuestras expectativas: "Abre mis ojos, para que vea las maravillas de tu ley" (Salmo 119:18).

No es suficiente, sin embargo, contemplar Su Palabra y mantenerla guardada en nuestras mentes. Debemos vivirla, obedecerla, tener nuestras vidas moldeadas por ella. Jesús mismo enfatizó la importancia de aplicar Su enseñanza:

"Cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca." (Mateo 7:24-25)

El Señor nos ha dado Su Palabra para (1) enseñarnos sobre Sí Mismo, (2) mostrarnos el camino de la salvación y de la vida, (3) ayudarnos a crecer en sabiduría y hacernos maduros, (4) estabilizar nuestra fe en tiempos de pruebas, y (5) poder detectar y enfrentar el error, solo para nombrar algunas cosas.

Así que es crucial que la enseñanza de un pastor

*esté basada en las Escrituras, no en libros populares o en sus propias opiniones o motivos de enfado,
*sea personal en lugar de teórica, lo cual pudiera crear indiferencia,
*sea relevante, mostrando cómo la verdad de Dios es tan aplicable para hoy en día,
*sea balanceada con humildad, amor, y gracia, para evitar intolerancia y orgullo, y
*Ser solamente el medio para conseguir un fin: conocer y adorar a Su autor, no a la Biblia misma.


#5: El amor de Dios puede ser visto y sentido

Compasivo...bondadoso...humilde...manso...paciente... perdonador... amoroso. Estas son las cualidades por las cuales Dios quiere que Su pueblo sea conocido, porque estas cualidades reflejan quién es Él (vea Colosenses 3:12-14). ¿Recuerda usted la última conversación de Jesús con sus discípulos en el aposento alto? Después de lavar sus pies con humildad y mansedumbre, Jesús les dijo, "Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros; así como yo os he amado … En esto conocerán todos que sois mis discípulos" (Juan 13: 34a, 35a).

Entonces, una iglesia saludable será distinguida por la atención y la empatía de sus miembros unos por otros. Se sentirá como una familia en lugar de una corporación. Y rebozará un cálido espíritu de bienvenida que libremente comparte el regalo de la gracia de Dios.

#6: Las buenas nuevas de Dios les serán expresadas a otros

La iglesia del Señor no es un club campestre exclusivo que disfruta en un resplandor de gloria privada, sino es "una ciudad situada sobre un monte" y "la luz del mundo" que llama a las personas "de las tinieblas a su luz admirable" (Mateo 5:14; 1 Pedro 2:9). Al igual que Jesús vino "a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:10), así es nuestro llamado ahora de buscar a los perdidos y decirles del Salvador.

Así que una iglesia saludable estará activamente preocupada por el mundo fuera de sus paredes. Orará por aquellos que no conocen el amor de Dios o se han alejado de Él. Alentará y entrenará a su gente (sin presionar) a expresar su fe a otros; ya bien sea en su trabajo cotidiano u ofreciendo ayuda a los necesitados en su comunidad. Y les enseñará a tratar a los incrédulos con respeto, manteniendo su dignidad y permitiendo que el Espíritu Santo obre en ellos a Su manera y en Su tiempo.

Cuando usted encuentra una iglesia con estas seis cualidades, ¡usted ha avanzado mucho para encontrar una iglesia saludable! Para mayor guía espiritual en su búsqueda, por favor lea los pasajes a continuación. Y Dios lo bendiga en su búsqueda para encontrar su iglesia.

Salmo 29

Corintios 1:3-4

Salmo 105

Efesios 1:22-23; 4:1-6, 11-16

Salmo 119:9-16, 97-104

Filipenses 2:1-11

Juan 4:23-24

1 Tesalonicenses 2:3-13

Hechos 2:43-47

Hebreos 13:15-17

Romanos 12

Apocalipsis 2-3


Los invitamos a que nos visiten en la Iglesia Adventistas del Septimo Día.
Dios les Bendiga...los esperamos

Ministerio JA Bahienses

hole_casita.gif

Copyright © 2004 - 2006 Ministerio Ja-Net Bahienses www.jabahienses.tk <Bahia Blanca> Argentina