Make your own free website on Tripod.com
Ja - Net Bahienses

5. Conócete a ti mismo

Home | ¿Como Descargar Musica? | CARTA DE JESUS | CARTA DE SATANAS: | ¿Podrias hablarme Hoy? | El Evangelio de Judas | relación con Dios | La Iglesia de Dios | Masturbación | Código Da Vinci | Hospital Del Señor | Nombres de Jesús | Dramas - Un Hombre llamado Pedro | Poemas - Lamento de un Hijo | Poemas - La Celda | Poemas - Reflexión | Historias de Vida | Historias de Vida 2 | Historias de Vida 3 | Poemas - Amado por Dios | 1. Las batallas de un creyente | 3. Armadura efectiva para un enemigo real | 4. Sin batallas no hay victoria | 5. Conócete a ti mismo | 6. El Cinturón que amarra con la Verdad | 2. Logística Divina para una Guerra Real | ¿Deseas ser salvo? | ¿Deben los Cristianos votar las elecciones? | ¿Es este el final del tiempo? | SECRETARIA | Horarios | Reglamento | EGB | I.A.B.A Polimodal | Obejitas Laboriosas

La Guerra del creyente - 5
“Conócete a ti mismo”
Texto: 2 Timoteo 2:1-7
I. Introducción

A. Efe 6:11-13, “Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.”

1. Y para poder “estar firmes”, hemos aprendido en las últimas semanas que es necesario:

a) Aceptar el hecho que el creyente está enfrascado en una guerra compuesta de muchas batallas. Es verdad, hay algunas batallas que perdemos, pero continuamos en la guerra por el poder de la fortaleza que hay en Cristo.

b) Reconocemos que es imperativo ceder el control de nuestra vida a Cristo Jesús.

c) Es necesario avisar al Comandante tan pronto como sentimos al enemigo aproximarse. El “rifle” calibre 22 llamado voluntad no es suficiente para vencer al enemigo.

d) Nunca debemos subestimar al enemigo ni mal prepararnos para confrontarlo.

2. Le dice S. Pablo a Timoteo (2 Tim 2:4), “Ningún soldado en servicio activo se enreda en los negocios de la vida diaria, a fin de poder agradar al que lo reclutó como soldado.”
3. El recluta del ejército no puede levantarse un día y decirle a su comandante: “Lo siento, general, pero hoy no voy a salir al campo de batalla.”

4. El recluta sabe que desertar lo llevará a una corte marcial. Si te enlistaste en el ejército de Cristo sabes que es necesario entrar en la lucha. Lo maravilloso de esto es que no entras solo.

a) No te apures. El Comandante va contigo, Jos 1:9, “No temas ni te acobardes, porque el SEÑOR tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.”

b) El Comandante te provee con la armadura necesaria para que puedas enfrentar a los Al-Qaedas, por más sutiles e impredecibles que éstos sean, Efe 6:11,

- “Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.”

5. Si quieres recibir la medalla de oro, el premio mayor de la copa mundial, el cinturón de campeón, no puedes negarte entrar en el campo de batalla.

6. Para llevar la corona tienes que haber probado el sabor de la victoria en Cristo Jesús. S. Pablo le dice a Timoteo (1:6:12), “pelea la buena batalla de la fe; echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, y de la que hiciste buena profesión en presencia de muchos testigos,” sí, profesión pública el día que te bautizaste.

B. Nuestro enemigo es espiritual. El punto de defensa que Pablo enfatiza es que no podemos pelear las batallas por nosotros mismos, pues como humanos estamos peleando a una entidad sobrehumana.

1. Lee de nuevo Efe 6:12 y fíjate si puedes detectar cuál es la palabra clave. ¡Correcto! La palabra “contra” aparece antes de cada designación demoníaca,

- “Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, no son seres humanos, no es el compañero o jefe de trabajo, no es el que se sienta al otro lado del templo, ni siquiera es tu propio marido o mujer.

- “… sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.”

2. La palabra “contra” distingue a cada una de las categorías de demonios. Esto quiere decir que si tratas de pelear contra el enemigo con tus propias fuerzas estás tratando de pelear contra un sistema altamente organizado.

3. Satanás tiene una organización de ángeles caídos superior a cualquier organización mafiosa; peor que cualquier de los carteles del narcotráfico contra los cuales no se puede luchar. Luchar contra ellos con tus propias fuerzas, luchar sin el auxilio de un ejército bien armado, serás aniquilado sin piedad o compasión.

4. Satanás creó sus entidades malévolas: principados, potestades, poderes y huestes espirituales; esos poderes son la contrapartida del sistema espiritual de defensa de Dios: Arcángel, querubines, serafines y millones de millones de ángeles.

5. Ellos son nuestra armadura. Ellos proveen nuestro frente de defensa, proveen la artillería para que podamos ser victoriosos. Allí está S. Pablo instándonos, “Por tanto, ponte toda la armadura de Dios, para que puedas resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes” (Efe 6:11).

6. No puedes ser indiferente. ¡Ponte la armadura! ¿Para qué? “Para que puedas resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes” (6:13).

II. Conócete a ti mismo

A. Vamos a dejar que S. Pablo sea un poco más específico en relación a las áreas en que Satanás te atacará. Decíamos el sábado pasado que Satanás te asecha y te ataca por el lado débil, de la misma manera que una fiera vela por el animal más débil de la manada.

1. S. Pablo identifica tres planes de ataque de Satanás: El primer plan de ataque contra el creyente en sus relaciones con otros hermanos aquí, en este ambiente llamado iglesia. Su propósito es desanimar, dividir, separar. Esto lo encontramos en Efe 5:2-21.

2. El segundo plan de ataque es contra la familia, contra las relaciones esposo-esposa, contra las relaciones padres-hijos. Sabe muy bien que si desintegró la familia, desintegró la iglesia y desintegró la sociedad. Esto lo encontramos en Efe 5:22-6:4.

3. El tercer plan de ataque de Satanás es contra las relaciones personales fuera de la iglesia, en el área laboral, en las relaciones humanas. Esto lo encontramos en Efe 6:5-9.

4. Entonces al partir del 6:10 nos dice, “Por lo demás, hermanos míos, confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza.” Para poder salir victorioso de las batallas tienes que conocerte a ti mismo, debes identificar la fuente de los ataques.

B. Ven conmigo y veamos brevemente esos planes de ataque. S. Pablo comienza en el 4:1 diciendo, “os ruego a que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido llamados.”

1. “La vocación a la cual hemos sido llamados” se encuentra en las relaciones en la iglesia, el hogar y la sociedad. Allí es donde se vive la vida cristiana. Allí es donde debemos salir victoriosos.

2. Fíjate si S. Pablo consigue identificar alguno de tus puntos vulnerables por donde el enemigo te ataca. Necesitas conocerte a ti mismo.

3. Te vas a sorprender descubrir las áreas las cuales S. Pablo apunta como las áreas vulnerables. El enemigo quiere hacerte pensar que los pecados de los seres humanos se reducen a la índole moral solamente; vicios y bajezas carnales.

4. Escucha lo que dice la pluma de la inspiración,

- “El juicio del hombre es parcial e imperfecto; pero Dios considera las cosas como son realmente. El borracho [y la prostituta] es despreciado, y se le dice que su pecado lo excluirá del cielo, mientras que el orgullo, el egoísmo y la codicia demasiadas veces pasan sin reprensión. Sin embargo estos pecados son especial-mente ofensivos a Dios… El que cae en uno de los pecados más grandes puede sentirse avergonzado, y sentir la necesidad de la gracia de Cristo, pero el orgulloso no siente necesidad, y así, cierra el corazón a la influencia de Cristo y a las bendiciones infinitas que él puede dar.” El Camino a Cristo, página 18.

5. Veamos brevemente a algunos elementos del carácter humano a los que apunta S. Pablo,

a) 4:2, “Humildad.” Lo opuesto al orgullo. Esa actitud que tanto destruye relaciones. Humildad es esa la actitud que lleva al individuo a reconocer sus propias faltas. El enemigo no quieres que te hagas responsable por tus palabras, por tus hechos, tus opiniones.

b) “Mansedumbre.” La palabra griega designa “gentileza.” Se refiere a la manera amable, a las atenciones con que tratamos a las personas.

c) “Soportándonos con paciencia.” ¡Ay, Señor! ¡Cómo nos ataca el malvado en esta área!

d) Efe. 4:3, “esforzándoos por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.” “Te lo voy a contar porque eres mi amigo…”, palabras dichas para excusar responsabilidad personal. Ahora, si lo que le vas a contar va a ayudar a la persona a crecer espiritualmente, cuéntalo, si va causar división, ¿de quién proviene?

6. Leo los siguientes versículos sin comentarios:

a) Efe 4:25, “Por tanto, dejando a un lado la falsedad, hablad verdad cada cual con su prójimo, porque somos miembros los unos de los otros.”

b) Efe 4:26, “Enójense, pero no pequen; no se vayan a la cama enojados [con su hermano].” ¿Es una exageración decir que esto es terreno enemigo? Lee el 4:27, “no le deis con esto lugar al diablo.”

c) Efe 4:28, El que roba, no robe más, sino más bien que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, a fin de que tenga qué compartir con el que tiene necesidad.

d) Efe 4:29, “no salgan malas palabras de tu boca [las que se te escapan delante de colegas], sino sólo la que sea bueno para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan.”

e) Efe 5:2, “andad en amor… 5:5, “porque con certeza sabéis esto: que ninguno que sea constantemente vencido por lo inmoral, lo impuro, lo avaro, la idolatría, no tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.”

f) ¿Cómo dice su versión en el 5:16? La mía dice, “no te pases toda la noche viendo TV porque los días son malos.”

g) ¿Y el 5:19? Mi versión dice, “no tengas el radio prendido todo el día en música pagana. Pon himnos.” ¡Pensar que hasta en eso somos vencidos sin saberlo!

4. En Efe 5:22-6:4 S. Pablo nos amonesta a velar a los ataques del enemigo sobre la familia: entre marido y mujer y entre padres e hijos.

5. En Efe 6:5-9 apela a los empleados a ser fieles trabajadores. En el 6:9 dice a los jefes de trabajo,

- “Y vosotros, amos, haced lo mismo con ellos, y dejad las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos y de vosotros está en los cielos, y que para Él no hay acepción de personas.” No los amenaces solo porque sabes que no tienen documentos.

6. Efe 4:17, “Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no hagan las cosas como los paganos, como lo hacen aquellos que no conocen al Señor y que viven en la vanidad de su mente.”

III. Conclusión

A. Estamos en guerra. La guerra es más extensa de lo que te imaginas. Va más allá del sexo ilícito o la pornografía. Va más allá que el deseo de irte a bailar a Tijuana. Va más allá que otros deseos carnales.

1. El aceptar a Cristo no te evita la guerra. El aceptar a Cristo te provee con las herramientas como vencer en esa guerra. El creyente acepta el desafío de la milicia cristiana sabiendo bien que hay una armadura en su defensa.

2. Una iglesia con miembros que tienen la armadura bien puesta es una iglesia bendecida. El creyente conoce al enemigo. No subestima su poder. Sabe que siempre está allí como el gato del vecino que se sienta por horas a esperar que los topos se asomen.

3. Cuando Satanás lance su último gran ataque final, su gran último esfuerzo, el ataque en que perseguirá, tratará de aniquilar con la muerte o prisión, lo hará contra aquellos que lograron triunfar durante su vida con la armadura de Dios.

4. Cuando el polvo de la guerra se asiente, tristemente no todos estarán en pie. Entre los abatidos por los dardos encendidos del enemigo habrá ex-directores y maestros de Escuela Sabática de adultos y niños, ex directores de Sociedad de Jóvenes, ex ancianos, ex diáconos, ex tesoreros, “exes” de todas clases.

5. Dios no salvará a “exes,” Dios salvará a soldados activos que permanecieron en la lucha.

C. El verano pasado dicté una clase en la Universidad de Montemorelos, en México, a unos 40 pastores y administradores que van durante los veranos a estudiar cursos de maestría y doctorado.

1. Mientras estuve allí hubo un hermano ya jubilado quien escuchó mi apellido, Camarena, y me procuró. Me preguntó, “¿es usted pariente del pastor Camarena que trabajó en el sur en los años 50? - “lo soy, le contesté, es mi padre. Comenzó a contarme historias y experiencias que él y su padre tuvieron con mi padre.

2. Me dijo, “toda mi familia en la hacienda, más de 100 personas, hermanos y primos, éramos gente perdida, borrachos, mujeriegos, ladrones, bandidos…; si no hubiera sido por el evangelio de Cristo Jesús que su padre trajo a mi familia, estaría perdida. La llegada de su padre a la hacienda salvó a mi familia. Hoy mi familia es…” y comenzó a nombrar pastores y otros profesionales; todos sirviendo al Señor.

3. Me preguntó, “¿y vive todavía su padre? ¿Sigue fiel?” Mi padre se encuentra recluso en un hospital para convalecientes. Necesita que alguien lo cuide las 24 horas del día. Tiene 88 años. Su cuerpo ya no responde, pero su mente todavía está allí.

4. Hace 10 días estuve con él. Llegué a la hora de la cena y me tocó dársela en la boca. Lo llevé en su silla de ruedas y lo senté frente a la calle donde podía ver algunas plantas y tráfico pasar.

5. Entre bocado y bocado le platiqué de la familia, de mi ministerio. En dado momento lo vi con su mirada ida. Le pregunté, “¿qué piensas, padre?” Me respondió: “¿en qué puedo pensar?, en la salvación.” 71 desde su conversión todavía medita en su salvación.

6. Mi padre puede decir con S. Pablo, 2 Tim 4:7, “He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe, por lo tanto me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”

7. ¿Acabarás tú la carrera? ¿Estarás tú entre los victoriosos? Tienes que “revestirte con toda la armadura de Dios” y que estés “firme contra las asechanzas del diablo.” Firme como buen soldado que no cabecea ni titubea. Firme como buen portero que no pierde la vista de los atacantes.

a) En 2 Cor 2:11 S. Pablo dice con urgencia, “no ignores las maquinaciones de Satanás.”

b) Dice Juan (2 Juan 1:8), “Tened cuidado para que no perdáis lo que hemos logrado, sino que recibáis abundante recompensa.”

c) En Apoc 2:10 leemos, “Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”

8. ¿Cómo se consigue eso?, preguntas tú. Santiago 4:7, “someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros.”

9. Ven… Sométete a Dios esta mañana. Promete que te consagrarás a él cada día…

10. Oremos…

Enter content here

http://www.escondidosda.net/adventista/ser_data.html#laguerra
 

hole_casita.gif

Copyright © 2004 - 2006 Ministerio Ja-Net Bahienses www.jabahienses.tk <Bahia Blanca> Argentina