Make your own free website on Tripod.com
Ja - Net Bahienses

1. Las batallas de un creyente

Home | ¿Como Descargar Musica? | CARTA DE JESUS | CARTA DE SATANAS: | ¿Podrias hablarme Hoy? | El Evangelio de Judas | relación con Dios | La Iglesia de Dios | Masturbación | Código Da Vinci | Hospital Del Señor | Nombres de Jesús | Dramas - Un Hombre llamado Pedro | Poemas - Lamento de un Hijo | Poemas - La Celda | Poemas - Reflexión | Historias de Vida | Historias de Vida 2 | Historias de Vida 3 | Poemas - Amado por Dios | 1. Las batallas de un creyente | 3. Armadura efectiva para un enemigo real | 4. Sin batallas no hay victoria | 5. Conócete a ti mismo | 6. El Cinturón que amarra con la Verdad | 2. Logística Divina para una Guerra Real | ¿Deseas ser salvo? | ¿Deben los Cristianos votar las elecciones? | ¿Es este el final del tiempo? | SECRETARIA | Horarios | Reglamento | EGB | I.A.B.A Polimodal | Obejitas Laboriosas

La Guerra del Creyente – 1
“Las batallas de un creyente”
Texto: Efesios 6:10-13

I. Introducción

A. Esta mañana iniciamos una serie de 10 temas. En estos temas estaremos abordando solamente cinco versículos de la carta de S. Pablo a los efesios.

1. Debo confesar que cada vez que comienzo una serie para ser predicada en sábado, lo hago con cierto titubeo, reconociendo que habrá, no interrupciones, pero sí interpolaciones de otros programas que podrán cortar el hilo.

2. “¡10 sermones de solo cinco versículos, pastor!” Podrían ser más. Una serie basada en todo el libro de Efesios podría fácilmente tomarnos un año.

3. Nos limitaremos a cinco versículos para darte una “probadita” de la inmensidad de la Palabra de Dios. Si te interesa conocer más sobre Efesios, tendrás la oportunidad en una clase que próximamente estaré dictando para los primeros 12 que se registren.

4. Efesios 1-3 se enfocan sobre cómo se alcanza la salvación en Cristo. S. Pablo dice que es por gracia, Efe 2:4-6,

- “Pero Dios, que es rico en misericordia, por causa del gran amor con que nos amó, 5 aun cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia habéis sido salvados), 6 y con Él nos resucitó, y con Él nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús…”

- Efe 3:12, “en quien tenemos libertad y acceso a Dios con confianza por medio de la fe en Él.”

5. Efesios 4-6 nos indican cómo mantener esa salvación en Cristo, cómo hacer permanente una relación salvadora con él; cómo se manifiesta en forma práctica esa relación salvadora con Cristo Jesús. Veamos, por ejemplo, Efe 4:25-32,

- “Por tanto, dejando a un lado la falsedad, hablad verdad cada cual con su prójimo, porque somos miembros los unos de los otros. Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27 ni deis oportunidad al diablo. 28 El que roba, no robe más, sino más bien que trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, a fin de que tenga qué compartir con el que tiene necesidad. 29 No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan. 30 Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, por el cual fuisteis sellados para el día de la redención. 31 Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, así como toda malicia. 32 Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.”

6. En términos prácticos, Efesios 1-3 es el carro; ese carro viene habilitado con motor V8, llantas nuevas y un tanque lleno. Efesios 1-3 nos habla del tremendo poder que Cristo ofrece cuando el individuo acepta la salvación. S. Pablo dice que es un don gratuito de Dios.

7. Por otro lado, Efesios 4-6 es la carretera por donde ese “carrazo” ha de viajar; fue hecho para andar a alta velocidad, para tener poder para huir del enemigo que persigue.

8. Efesios 4-6 tiene como propósito enseñarnos a usar el poder que Cristo Jesús otorga. Dice S. Pablo que éste es también un don de Dios, pues “tanto el querer como el hacer” es “por su buena voluntad.”

B. Dios nos ha dado todos los recursos para vencer. Nos quiere regalar este “Día de Reyes” todos los principios para vivir victoriosamente durante el 2005. Pero hay una cosa que necesitamos saber: a pesar de todo el poder disponible, el creyente debe disponerse a usar correctamente lo que se ha puesto a su disposición.

1. ¿De qué me sirve un carro nuevo como motor V8, con llantas nuevas y el tanque lleno, pero lo corro por terrecería?

2. En Efe 2:10 S. Pablo nos dice, “porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

3. “Ok, pastor, acepto el regalo de Dios por gracia del cual S. Pablo habla en Efesios 1-3, pero usted sabe muy bien cuán difícil es mantener el “carro” en la carretera. Usted sabe muy bien, pastor, que la vida del creyente es más que un ‘freeway’, la vida del creyente se parece más a una pista de obstáculos. Peor aun cuando encontramos otros “creyentes” que nos tratan de desviar del camino. ¿Cómo se consigue?” S. Pablo nos dice, Efe 6:13,

- “por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.”

5. De eso se trata esta serie: cómo mantenerte en la carretera, cómo mantenerte salvo. Ser salvo es muy fácil. Ve cuán fácil es: Romanos 10:8b-9,

- “Ésta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” Eso es todo lo que toma para ser salvo.

6. Salvarse es sumamente fácil. El ladrón se salvó colgado en una cruz (Lucas 23:42-43), el etíope alcanzó la salvación con un estudio bíblico (Hechos 8:36-37), el carcelero de Filipos fue salvo con su familia por creer (Hechos 16:30-31).

7. Ser salvo es muy fácil, mantenerse salvo es lo difícil de la carrera cristiana. La Biblia no contiene la doctrina “una vez salvo para siempre salvo.” Esta serie procurará darte las herramientas sobre cómo mantenerte salvo.

II. La guerra del creyente

A. La vida es una guerra. La guerra se gana de batalla en batalla. En la guerra a veces hay batallas perdidas. Para las batallas perdidas hay esperanza, para guerra perdida no lo hay.

1. Perder batallas es inevitable en la vida cristiana. Las perdemos más frecuentemente que lo que deseamos. Situaciones, cosas y personas son las causantes de batallas perdidas. Lo importante es continuar en la guerra hasta la victoria, pues “el que persevere hasta el fin, éste será salvo.”.

2. S. Pablo nos insta en 1 Timoteo 6:12, “Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.”

3. La palabra traducida “batalla” es la palabra griega “agón” o “agonitso” de donde proviene la palabra “agonía.” Esta palabra era usada tanto en las cortes civiles como en la competencia en el estadio. Se refiere a lucha, a contienda; es más que una batalla, más bien, es una guerra interna.

4. En 2 Timoteo 4:7 S. Pablo le dice a Timoteo, “He peleado la buena batalla (agón), he acabado la carrera, he guardado la fe.” En 1 Cor 9:26 dice, “peleo, no como dando golpes al aire…”

5. A Timoteo le dice (2 Timoteo 2:3), “sufre penalidades como fiel soldado de Jesucristo.” Entraste a la guerra, no puedes desertar. Ya no puedes declararte “no combatiente.” No puedes irte AWOL (absent without a leave, ausente sin permiso).

B. Como estás en la guerra, dice la Palabra, Efe 6:13, “por tanto, toma toda la armadura de Dios, para que puedas resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estén firmes.”

1. Es una guerra desde principio a fin. El enemigo estuvo presente al inicio de la carrera de Jesús, tentándolo; y estuvo allí cuando terminó: incitándole a evitar la cruz. ¡Jesús venció y tú también puedes vencer!

2. Satanás estuvo allí al principio de tu carrera cristiana. Satanás estará allí desde el principio del año nuevo, saboteando tus nuevas resoluciones. El enemigo estará allí a través de este año. La intensidad puede variar, pero está allí, “Anda como león rugiente buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8).

3. Algunos no se dan cuenta, por ejemplo, que el enemigo se acuesta al lado de algunos los sábados de mañana, especialmente cuando el día es lluvioso, y te dice, “quédate allí, después de todo trabajaste mucho durante la semana.”

4. Algunos no se dan cuenta que es el enemigo quien susurra pensamientos de percepciones, palabras, intenciones de otras personas hacia nosotros que no existen, pero nos las pone tan reales en nuestra mente que acabamos creyéndolas.

C. “¿Cómo vences las batallas?, Efe 6:13, “por tanto, toma toda la armadura de Dios, para que puedas resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estén firmes.”

1. La victoria en las batallas, aun las más pequeñas, se logra poniéndose la armadura de Dios. Muchos soldados americanos están siendo muertos porque sus vehículos de transporte, Humbees, no son blindados.

2. Cuando la lucha intensificó en Irak, se vio la necesidad de blindar esos vehículos y salvar jóvenes vidas. Entre más intensa se pone la lucha, la armadura tiene que ser mejor.

3. El campo de batalla es mortal. La carretera de la vida está salpicada de víctimas de las batallas de la vida, gente que no pudo vencer. Perdieron la lucha contra el desánimo, contra ofensas, contra malentendidos; otros perdieron la guerra por causa de su propia inercia al no ponerse la armadura de Dios.
4. En esa lucha donde aparecen seres visibles que nos causan tanto desánimo; por detrás de seres físicos se encuentran seres invisibles cuyo propósito es llevarnos a la derrota, desviarnos de la carretera, sabotear nuestro viaje.

5. Conozco a quienes se apartaron del camino, vencidos por el enemigo que tomó forma humana, y dicen, “desde que salimos de la iglesia tengo tanta paz.” Pregunto: ¿De veras? ¿Hasta cuándo?

6. Las consecuencias generalmente no aparecen inmediatamente. Es cuestión de tiempo. El enemigo nunca deja a nadie tranquilo por mucho tiempo. Deja que tus hijos lleguen a la adolescencia… Deja que comiencen a noviar con no creyentes… Deja que…

7. “Ninguno que poniendo su mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el reino de Dios” (Lucas 9:62).

III. Conclusión

A. Y aquí estamos, en la lucha. El enemigo está listo para destruir cualquier propósito divino en nuestra vida. Debes recordar que aunque somos hijos de Dios, que aunque somos siervos de Dios, también somos soldados militando en un ejército donde los soldados que obedecen la voz de su Comandante, Cristo Jesús, salen victoriosos.

1. Salvarse es fácil, manteneros salvos es lo difícil. Sin embargo, Dios nos da la armadura perfecta para vencer.

- 2 Cor 10:4-6, “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, para que vuestra obediencia sea perfecta.”

2. Si quieres vencer de batalla en batalla, tienes que venir cada sábado por las próximas 10 semanas y escuchar lo que la Palabra de Dios te dice a través de S. Pablo sobre la armadura que Dios te quiere dar.

3. No quiero dejar pasar la oportunidad de ofrecer el regalo gratuito de Dios de salvación a quienes no lo han aceptado. Si hay alguien hoy aquí que no ha recibido este regalo, Dios quiere dártelo. La salvación es tuya con recibirla.

- Romanos 10:8b-9, “Ésta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”

4. ¿Hay alguien aquí que no ha confesado a Cristo como Salvador personal? Te invito a que lo hagas, pero al mismo tiempo debes saber que al hacerlo la lucha comienza. ¿Estás dispuesto?

5. Pasa aquí al frente, si prefieres quedarte en tu lugar, levanta tu mano para recibir a Cristo Jesús como tu Salvador personal. Él te ve donde estás.

6. Oremos…

hole_casita.gif

Copyright © 2004 - 2006 Ministerio Ja-Net Bahienses www.jabahienses.tk <Bahia Blanca> Argentina